Columpios de Inversión

Trabajo en Suspensión.

 

 

El solo hecho de colgarse boca abajo en el columpio descomprime y descarga la columna aliviando la presión sufrida por malos hábitos posturales, el sedentarismos y el ritmo de vida actual, el peso de nuestro cuerpo, mas los efectos de la gravedad alivian de manera notable la tensión muscular ,especialmente la sacro lumbar y cervical.


Promueve el aumento de la movilidad articular y la flexibilidad.


No solo se utiliza con posturas de yoga, también de Pilates y trabajos de fuerza.

 

Con el columpio trabajamos en suspensión, utilizando el peso de cuerpo y la fuerza de la gravedad para lograr fuerza , flexibilidad, mejorando la postura. Al elongar la columna vertebral, los discos intervertebrales se re hidratan, revitalizándose, relajando la musculatura , como así también los nervios que nacen en ella. 


Al estar suspendidos los rangos articulares se amplían, desarrollando aun más la flexibilidad.


Al ser un elemento inestable se trabaja la propiocepcion.


Con el columpio mejoramos la circulación, las posturas invertidas descomprimen la pelvis ayudando a los problemas digestivos.

Código interno: Y-004

© Verónica Ponieman & Globalfit | Diseño y Desarrollo: The New Page